Islam

Gramaticalmente, la palabra Islam es el infinitivo de la llamada cuarta forma verbal del regular intransitivo de salima, “estar a salvo”, “estar seguro”, etc. En su segunda forma verbal (sallama) significa “poner a alguien a salvo” y “liberar”, “hacer seguro”, etc. En su tercera forma (salama), significa “hacer la paz”, o “estar en paz”. En su cuarta forma (aslama), de la cual proviene el infinitivo islam, adquiere el sentido de “resignarse”, “someterse a si mismo” o “rendirse”. Por tanto el Islam, en su significado ético-religioso significa “la completa sumisión a la voluntad de Dios”,  y sus profesores son llamados Mahometanos (Musulmán), que es el participio, que significa “aquellos que son sumisos”, o “creyentes”, como oposición al “que rechaza” el mensaje Divino, que son llamados Kafires, Mushriks (son los que asocian varios dioses con la Deidad), o paganos. Históricamente, volverse Musulmán era volverse un seguidor de Mahoma y de su religión; y es muy incierto si los primeros Musulmanes o seguidores de Mahoma, tenían alguna clara noción del significado ético-religioso del término, aunque su posterior desarrollo teológico es enteramente lógico y consistente. De acuerdo a los Shafiites (una de las cuatro grandes escuelas Mahometanas de teología), Islam, como un principio de la ley de Dios, es “la manifestación de humildad o sumisión, y un sometimiento exterior con la ley de Dios, y el llevarse a si mismo a hacer o decir como el Profeta dijo o hizo”; y si esta manifestación exterior de religión es juntada con “una interna y firme creencia del corazón”, i.e. fe, entonces es llamada Iman. Por tanto la verdadera esencia teológica Mahometana dice que el “Islam es con la lengua, e Iman es con el corazón”. De acuerdo a los Hanafites (otra de las cuatro escuelas mencionadas arriba), sin embargo, no se debe hacer ninguna distinción entre los dos términos, ya que de acuerdo a ellos el Iman está incluido en el Islam.

1 – EL CORÁN

 El Corán (o recitación, en árabe) es el libro sagrado de los musulmanes que recoge las sucesivas revelaciones que Mahoma tuvo a partir del año 610. El Corán no es un libro inspirado sino descendido del cielo por el arcángel Gabriel, del que Mahoma sólo es su profeta (Corán 6,19). Los musulmanes creen que el Corán sucede y supera a la Ley judía y al Evangelio cristiano, como Mahoma es, después de Abraham, Moisés y Jesús, el último de los profetas y el sello de toda revelación. Estructurado en 114 suras o capítulos en orden decreciente de extensión, y en aleyas o versículos. Fecha clave para el Islam es el 16 de julio del año 622 en que comienza la hégira o era musulmana, porque ese mismo año llega Mahoma emigrando de La Meca a Medina. Entre las suras mecanas y medinesas no sólo hay una diferencia de tiempo sino también de contenidos: las mecanas son más «teológicas» mientras que las medinesas se preocupan más de la variada legislación social de la nueva comunidad. Así, el Corán regula las relaciones con Dios al mismo tiempo que legisla la vida y la comunidad musulmanas.

 Como Mahoma murió sin haber fijado por escrito el texto del Corán, y aunque sus contemporáneos conocían de memoria muchas suras, se corría el peligro de perderse otras. Esta tarea fue emprendida por su inmediato sucesor, el califa Abu Bakr (632-634) y continuada por su segundo sucesor, el califa Omar (634-644). La primera edición del Corán data del califato de Uzman (644-656) en respuesta a los conversos al Islam que desconocían la lengua árabe en la que fue revelado.

2 – LA SUNNA

 Con toda su significación, el Corán no es la única fuente de la religión musulmana. El Corán se complementa con la Sunna, tradición que contiene principalmente los hadiths o dichos del Profeta. Este hecho motiva la denominación de la gran mayoría de los musulmanes como ´pueblo de la Sunn´ (Sunnitas). Corán y Sunna, vistos como una unidad maduran en la concepción de la Sharia o Ley divina del Islam. El método y sistema interpretativo de la Sharia, elaborado por brillantes legistas de los siglos VIII y siguientes, se articula en el fiqh (`raíces de conocimiento´), que es la explicación de cómo la ley divina se manifiesta y actúa en términos prácticos.

Las bases del fiqh son así el Corán, la Sunna del Profeta, el consenso de la comunidad creyente, y el razonamiento analógico. Dado que el Corán requiere interpretación en referencia al hadith (palabras de Mahoma), la Sunna posee un rango semejante al Corán, y algunas veces superior. El fiqh ha tenido una gran importancia como elemento unificador de la práctica religiosa, y a la vez ha hecho del Islam una religión y una fe legalistas.

3 – LA UMMA

 El segundo aspecto importante en la vida de Mahoma es el de la formación de la comunidad musulmana (umma). Mahoma, perseguido de La Meca por su predicación, emigra a Medina y allí organiza a sus seguidores religiosa y socialmente: las suras medinesas son un claro ejemplo de ello. En consecuencia, religión y sociedad van unidas en la realidad de la vida diaria, dando como resultado una comunidad teocrática donde toda ley procede de Dios por el Corán.

 La Umma islámica o comunidad musulmana, se constituye precisamente a partir del valor salvífico de la Ley coránica, y de la profesión de fe en la Unicidad de Dios (tawhid). Los que no caminan por esa vía, como es el caso, por ejemplo, de los cristianos y judíos, están excluidos de la salvación. Hace falta ser musulmán para salvarse.

4 – LOS CINCO PILARES

 La práctica del Islam es muy clara y se concreta en los llamados cinco «pilares», porque son como el fundamento y manifestación de la fe musulmana, vinculante desde la pubertad:

 4-1. La profesión de fe (sahada) es recitada con mucha frecuencia, y especialmente en el momento de hacerse musulmán ante dos testigos y en el momento de la muerte: Confieso que no hay divinidad fuera de Dios y que Mahoma es su profeta. Esta frase fácil de recordar y que excluye cualquier razonamiento ya era expresada en el siglo VIII como «no decir de Dios más que lo que ha dicho él (en el Corán) y su profeta (en las tradiciones o hadiths).

La fe musulmana abarca, pues, la unicidad de Dios, los ángeles, las escrituras reveladas, los profetas y el último día: Creyentes: creed en Dios, en su enviado, en la Escritura que ha revelado a su profeta y en la Escritura que había revelado antes. Quien no cree en Dios, en sus ángeles, en sus Escrituras, en sus profetas y en el último día está profundamente extraviado (Corán 4,126; 2,177). Sin embargo, aunque los musulmanes reconocen los mandamientos del Decálogo, no son mencionados en el Corán explícitamente sino de forma amplia (17,22-39).

4-2. La oración ritual (salat) es recitada cinco veces al día (amanecer, mediodía, media tarde, atardecer y de noche), en dirección a La Meca y en estado de pureza (bañándose o lavándose la cara, brazos y pies, así como estar descalzo). Dos posturas, la inclinación y la postración, indican la actitud humilde ante Dios y el reconocimiento de su soberanía. La oración del viernes, «día de la reunión» para el musulmán (Corán 62,9), es seguida de un sermón en la mezquita.

Puede considerarse como la oración fundamental por excelencia la sura primera (fatiha, o apertura del Corán): En el nombre de Dios, clemente y misericordioso. Alabado sea Dios, señor del universo, clemente y misericordioso, y soberano del día del juicio. Sólo a ti adoramos y pedimos ayuda. Guíanos por el camino recto, el camino de tus agraciados y no el de los condenados y extraviados.

Las principales fiestas musulmanas son: la fiesta del sacrificio durante tres días en recuerdo del realizado por Abraham, la fiesta también de tres días de la culminación del ayuno del mes de ramadán, la ascensión del profeta Mahoma, la de su nacimiento, la del año nuevo y la de achura o de los muertos. Todas ellas están repletas de mucha religiosidad popular con diferentes actos piadosos y culturales.

 4-3. La limosna legal (zakat) o impuesto, generalmente en forma de diezmo y en metálico o en especie, tiene como objetivo fundamental compartir la solidaridad con los pobre e indigentes musulmanes. Este precepto está frecuentemente recordado en el Corán junto con la oración.

 4-4. El ayuno durante el mes de ramadán (sawm) está detalladamente preceptuado por el Corán (2,183-187), y consiste en abstenerse de alimentos, bebidas, fumar y relaciones sexuales durante el día. A los enfermos y viajeros se les conmuta por otros tantos días. Su práctica, a veces dificultosa, trata de probar la resistencia física y la voluntad de la persona. Todo el mes de ramadán suele ser una ocasión para instruirse y para revisar la práctica religiosa. Contiene también una especial limosna.

4-5. La peregrinación a La Meca (hayy), también prevista en el Corán (2,196-200) deberá ser realizada al menos una vez en la vida de todo musulmán con recursos para ir; es como la coronación de todas las prácticas y en cierta medida las incluye a todas. Ha de realizarse en el mes preceptivo y en estado de pureza (baño, cabello rapado y vestidura blanca) como signo de conversión.

El ritual de esta peregrinación comienza en La Meca dando siete vueltas alrededor de la Kaaba o templo construido (según el Corán 2,127) por Abraham y su hijo Ismael en cuyo interior se encuentra una piedra negra que los peregrinos besan; posteriormente sigue el rito de correr unos 400 m. entre las colinas Safa y Marna que recuerdan la carrera de Agar buscando agua para su hijo Ismael (Gn 21,19-20). En los alrededores desérticos de La Meca tiene lugar para toda la inmensa peregrinación el sermón oficial. El culmen de la peregrinación lo constituye la oración y meditación en el monte Arafat, para después pasar la noche en Mozdalifa. Antes de regresar nuevamente a La Meca lanzan piedras en Mina contra tres pilares que simbolizan al demonio, y sacrifican un cordero u otro animal en recuerdo del sacrificio de Abraham, para terminar con otras siete vueltas a la Kaaba y cumplir los ritos de «desacralización». Algunos visitan después en la ciudad de Medina la tumba de Mahoma, e incluso las mezquitas de la Roca y Al Aqsa en Jerusalén.

5 – GRUPOS ISLÁMICOS MÁS IMPORTANTES

 La gran mayoría de los musulmanes son Sunitas, pero los denominados Shiitas tienen en el mundo islámico una importancia nada despreciable. Los Shiitas (`partidarios´) se remontan a la figura de Alí, primo y yerno de Mahoma y cuarto califa, muerto en el año 661, y conmemoran todos los años la derrota y muerte de Husein, hijo de Alí, a manos de los califas Omeyas en la batalla de Karbala (Irak, 680). El Shiismo se ha desarrollado desde entonces como un modo particular de vivir, pensar, y sentir el Islam. Se adorna con rasgos populares y piadosos, y toma inspiración de la experiencia histórica en torno al fracaso y al martirio.

La fe Shiita se centra en los Imanes, personajes carismáticos y sucesores dentro de la familia del Profeta. Esta concepción incluye la figura del mahdi, personaje escatológico que se proyecta en el futuro.

6 – LA MEZQUITA

Es el edificio donde los fieles islámicos hacen oración.  Son llamados a la oración por el muecín, desde una torre llamada minarete.  En un gran patio de acceso, a cielo abierto y rodeado de arcadas, hacen las abluciones en la fuente central; es la limpieza personal antes de entrar en el interior.  La sala de oración está sostenida por numerosas columnas.  El punto principal y hacia el que miran los fieles es el mihrab o capilla abierta en el eje central de la qibla, que marca la orientación hacia la ciudad santa de La Meca, y es el lugar más decorado de toda la mezquita.  El púlpito para dirigir la oración y la lectura del Corán se llama mimbar.

7 – LOS MUSULMANES EN ESPAÑA

 Llegaron a nuestro país en el año 711.  La excusa de su presencia fue el apoyo a uno de los bandos visigodos en continuos enfrentamientos.  Un ejército mandado por Tarik cruzó el estrecho de Gibraltar y venció a los visigodos del rey Don Rodrigo en la Batalla de Guadalete (711).

No es que vinieran millones de musulmanes a ocupar y poblar la península, apartando a los anteriores habitantes.  La realidad es que los musulmanes invasores eran una minoría; la población hispano-visigoda fue poco a poco islamizándose, es decir, adquiriendo la religión, lengua, usos y costumbres de los musulmanes.  Entre otras razones los motivos de atracción hacia el Islam era un mejor trato fiscal, es decir ventajas en el pago de los impuestos.  Así, al pasar unos decenios, Al-Andalus aparece totalmente musulmana.

En principio es un emirato dependiente del Califa de Damasco bajo la dinastía de los Omeya.  A mediados del S. VIII un miembro de los Omeya, Abderramán, se refugió en Al-Andalus proclamándose emir independiente.  En el S. X, Abderramán III se independiza definitivamente proclamándose Califa.

La ciudad más importante, y capital, era Córdoba que llegó a tener medio millón de habitantes.

A partir del año 1000, Al-Andalus se divide en pequeños reinos de taifas, pero su debilidad permitió a los cristianos del Norte (Aragón, Castilla y León y condados catalanes) realizar la llamada Reconquista, ocupando los territorios musulmanes.  El fin de la presencia musulmana no llegará hasta 1492, con la toma de Granada por los Reyes Católicos.

En Al-Andalus vivían personas de diversos orígenes: los invasores (de origen árabe, bereber, sirio) y sus descendientes, muladís o hispanos convertidos al Islam, mozárabes o cristianos que se mantienen en su fe, y además personas de religión judía.

La obra del Islam en la península fue muy importante y de ella nos han llegado bellas muestras arquitectónicas como la Mezquita de Córdoba, la Giralda de Sevilla y la Alhambra de Granada.  El poso de los musulmanes queda aún en nuestros días: en nuestro lenguaje, en la toponimia, en la comida, en la arquitectura, en el arte y en las fiestas.  Algunos ejemplos de topónimos son los siguientes:

Alcántara (el puente, acueducto), Alcudia (la colina), Alfarrasí (los zapateros), Algar (la cueva), Albaida (la blanca), Alfás (campo sembrado), Aldaya (la granja), Alfara (el barrio), Albalat (la calzada), Alcalá (el castillo), Alzira (la isla).

Referidos a nombres de personas, Ibn (hijo) en singular: Benagéber, Benetúser.  En plural: Beniparrell,  Benimarfull, Benissa, Benidorm.

8 – EL TRATADO DE TUDMIR

En el nombre de Alá, el misericordioso, el compasivo: este es el escrito de Abd al-Aziz ibn Musa para Tudmir ibn Gandaris; ya que se ha sometido a la paz, que tenga el pacto de Allah y su confirmación, y no se le retrasen sus noticias y sus enviados, y que tiene la protección de Allah y de su Profeta, de que no se le impondrá a nadie sobre él, ni se rebajará a nadie de sus compañeros para mal, que no serán cautivos, y que no se separará entre ellos y sus mujeres y sus hijos; que no se quemarán sus iglesias, y que no se les forzará en la religión, y que su paz es sobre siete ciudades: Auriola, Mula, Lorca, Balantala, Locant, Uyih y Elche, y que no deje de cumplir lo pactado, y que no deshaga lo acordado, y que cumpla lo que hemos impuesto y le hemos obligado a cumplir; que no nos oculte noticia que sepa, y que él y sus compañeros tienen el impuesto de las parias, que son: para el hombre libre un dinar, cuatro almudes de trigo, cuatro de cebada, cuatro medidas de vinagre, una medida de miel y una de aceite; y para todos los esclavos, la mitad de esto.  Atestiguaron esto: Utman Ibn Ubayda al-Quarisi, Aviv ibn Abi Ubayda al-Quarisi, Sadun ibn Abd Allah al-Rabi, Sulayman ibn Qais al-Tuyibi, Yabya ibn Yamar al-Sahmi, Biser ibn Qays al-Lajmi, Yiguis ibn Abd Allah al-Azdi y Abu Asim al-Hadli.  Se escribió en rayab del año 94.

9 –  AVERROES

Averroes es la forma latina del nombre del más importante de los filósofos musulmanes, llamado en árabe Abü-l-Walid Muhammad ibn Ahmad ibn Muhammad Ibn Rusd. N. en 1126 en Córdoba (520 H.) y m. en Marrakech el 1198 (595 H.). Su familia gozaba de alto prestigio en los círculos jurídicos andaluces. Su abuelo destacó como qadi (juez) de Córdoba y como jurista. Su padre fue también qadi de Córdoba. Llegó a poseer unos conocimientos realmente enciclopédicos: derecho, medicina, astronomía y filosofía. Su maestro en el quehacer filosófico fue Ibn Tufayl, quien le presentó al sultán almohade Yusuf (hacia finales del 1168). En 1169 fue nombrado qadi de Sevilla; en 1182, a la renuncia de Ibn Tufayl, pasó a ser médico de cámara de Yusuf, y pocos meses después fue designado qadi de Córdoba como su abuelo y su padre. Con motivo de la reacción político-religiosa que condujo al sucesor de Yusuf, Ya´qub al-Mansur a la cruzada contra los cristianos, a los que venció en Alarcos (1195), A. perdió el favor real y fue desterrado durante veintisiete meses a Lucena, volviendo al favor del sultán pocos meses antes de su muerte.

La obra escrita de Averroes es extraordinaria y aún no ha sido estudiada ni clasificada totalmente. Comprende obras filosóficas, teológicas, jurídicas, astronómicas, filológicas y médicas, que pasan del centenar. Entre ellas dében destacarse: a) Los Comentarios al «Corpus aristotelicum», que comprende: 1. Los Comentarios menores (Yawami) a la Isagoge de Porfirio, al Organon, Retórica, Poética, Física, De Coelo et Mundo, De generatione et corruptione, Meteorológicos, De Anima, Metafísica, De partibus animalium, De generatione animalium y Parva Naturalia, de Aristóteles. 2. Comentarios medios (Taljisat) a la Isagoge de Porfirio. el Organon, Retórica, Poética, Física, De Coelo et Mundo, De generatione et corruptione, Meteorológicos, De Anima, Metafísica y Ética nicomaquea, de Aristóteles, ya la República, de Platón. Y 3. Comentarios mayores (Tafsirat) a los Segundos Analíticos, Física, De Coelo et Mundo, de Anima y Metafísica de Aristóteles. b) Los Comentarios a Ptolomeo, Alejandro de Afrodisia, Nicolás de Damasco, Galeno, al-Farabi, Ibn Sina e Ibn Bayya. c) El famoso Tahafut al-Tahafut (Destrucción de la Destrucción de la filosofía, de al-Gazzali. d) El tratado De Substantia Orbis. e) Tres importantes escritos teológicos: Fals al Maqal, Kasf´al-Manahiy y Damima; y e) El Kitab al- kulliyyat al-Tibb (Libro de las generalidades de la medicina).

EL ISLAM

General http://www.islam-guide.com/es/
http://www.diomedes.com/elislam.htm
http://www.monografias.com/trabajos/islamica/islamica.shtml
http://www.cislamica.org/
http://www.portalplanetasedna.com.ar/musulmana.htm
http://sepiensa.org.mx/contenidos/historia_mundo/media/islam/que_es/que_es.htm
http://www.monografias.com/trabajos/islam/islam.shtml
http://www.islam-shia.org/
http://www.islamenlinea.com/
http://www.webislam.com/
http://www.nurelislam.com/
http://www.maslibertad.net/religion/islam.htm
http://www.islamencastellano.com/bienvenida.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Islam
http://eluero.tripod.com/elreydelsur/id11.html
http://javimoya.com/blog/2005/09/06/281/
Cultura http://www.arabespanol.org/andalus/palabras
http://www.blog.lengua-e.com/2008/palabras-de-origen-arabe/
http://www.mailxmail.com/curso-arabia-cultura-gastronomia/islam-sus-costumbres-2
http://www.aulahispanica.com/node/210
http://es.wikipedia.org/wiki/Influencia_del_%C3%A1rabe_en_el_espa%C3%B1ol
http://html.rincondelvago.com/influencia-morisca-en-las-costumbres-de-los-espanoles-y-en-su-modus-vivendi.html
Historia http://historiasdelahistoria.com/2008/02/20/tratado-de-tudmir/
http://es.tudmir.wikia.com/wiki/Tratado_de_Tudmir
http://www.arabespanol.org/cultura/index.htm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *