Judaísmo

1 – INTRODUCCIÓN

Un factor importante para entender el Hebraísmo es que éste se centra en un pueblo antes que en un individuo.  El Hebraísmo sería inconcebible sin el pueblo hebreo.

El culto se desarrolla en la sinagoga.  Los servicios son oficiados por los rabinos y por el cantor -que lee las oraciones cantadas-, pero en la doctrina hebrea no hay nada que impida a ningún hebreo oficiar cualquier servicio, incluida la celebración religiosa del matrimonio.

El rabí no es un sacerdote. La palabra «rabí» significa «docente» o «maestro» y su función consiste en explicar la religión hebrea. Hasta el siglo catorce no han existido los rabinos de profesión.  La única cualidad requerida era el conocimiento de la Torá. Esta palabra, que significa «enseñanza», indica en primer lugar el Pentateuco, esto es, los cinco libros de Moisés, y después, por extensión, todo el complejo de la doctrina hebrea.

2 – LOS TRECE PRINCIPIOS

Los trece principios de la fe hebrea formulados por Moisés Maimónides, el hebreo más grande del Medioevo, son los que más se acercan a una especie de catecismo hebreo.

  1. Yo creo con fe completa, que el Creador (bendito su nombre), es creador y conductor de todas sus creaciones, y El solo hizo, hace y hará todas las cosas.
  2. Yo creo con fe completa, que el Creador (bendito su nombre), es uno y no hay unidad como esta. Y El solo es nuestro D-os, fue, es y será.
  3. Yo creo con fe completa, que el creador (bendito su nombre), no tiene cuerpo, y las leyes de los cuerpos no lo afectan, y no tiene ninguna comparación con nada.
  4. Yo creo con fe completa, que el creador (bendito su nombre), es primero y ultimo.
  5. Yo creo con fe completa, que el creador (bendito su nombre), a El solo se puede rezar, y no se puede rezar a ninguna otra cosa.
  6. Yo creo con fe completa, que todas las palabras de los profetas son verdad.
  7. Yo creo con fe completa, que la profecía de Moshe Rabenu (Que este en paz), es verdadera, y que él es el superior de todos los profetas, los anteriores y los posteriores a él.
  8. Yo creo con fe completa, que toda la Torá que esta e nuestras manos ahora, es la que le fue entregada a Moshe Rabenu (Que este en paz).
  9. Yo creo con fe completa, que esta Torá, no será cambiada, y no va a haber otra Torá del Creador (bendito su nombre).
  10. Yo creo con fe completa, que el creador (bendito su nombre), sabe todos los actos de las personas y todos sus pensamientos, como esta escrito «El moldeo cada corazón El que entiende todos sus actos»
  11. Yo creo con fe completa, que el creador (bendito su nombre), recompensa a quienes cuidan sus mandamientos (Mitzvot, las 613, no solo los 10 mandamientos) y castiga a quienes los transgreden.
  12. Yo creo con fe completa, en la venida del redentor, y aunque se demore, de todas formas, espero cada día que llegue.
  13. Yo creo con fe completa, que habrá vida en los muertos cuando el creador (bendito su nombre) lo decida, y su nombre será enaltecido por siempre.

3 – FESTIVIDADES Y COSTUMBRES IMPORTANTES

Las prácticas hebreas son de dos clases: ceremoniales y éticas.

Entre aquellas ceremoniales se encuentran los rituales pintorescos que se desarrollan en las casas y en las sinagogas.

3.1 – Las fiestas

Sabbath o Shabbath (Sábado)

El séptimo día de la semana judía (desde la caída del sol el viernes hasta la caída del sol el sábado) se ve como un día que santifica la semana, y la observación especial de este día es parte esencial de la adoración. Asisten a la sinagoga para la lectura de la Torá y oraciones.

Yom Kippur

Día de Expiación, una festividad solemne caracterizada por ayuno y autoexamen. Es la culminación de los Diez Días de Penitencia que empiezan con Rosh Hahanah, el año nuevo judío, que cae en septiembre según el calendario seglar judío.

Sukkot

Fiesta de las Cabañas o de la Recolección. Celebra la cosecha y el fin de la parte principal del año agrícola. Se celebra en octubre.

Hanuká (Hanuca)

Fiesta de la Dedicación. Una festividad popular que celebra en diciembre; conmemora la restauración -por los macabeos- de la independencia judía con relación al dominio de Siria y Grecia y la rededicación del templo de Jerusalén en diciembre de 165 a.C. Por lo general se distingue por el hecho de que se encienden velas durante ocho días.

Purim

Fiesta de las Suertes. Celebrada a fines de febrero o principios de marzo, para conmemorar el que los judíos fueran liberados en Persia, durante el siglo V a.C., de Hamán y su atentado de genocidio.

Pésaj

Fiesta de la Pascua. Instituida como conmemoración de que Israel fuera liberado del cautiverio en Egipto. Es la mayor y más antigua festividad judía. Se celebra el 14 de Nisán (calendario judío), y por lo general cae a fines de marzo o principios de abril.

Cada familia judía se reúne para participar de la cena pascual, o Seder. Durante los siguiente siete días no se consume ninguna levadura. A este período se llama la Fiesta de las Tortas Ácimas (Matzot).

3.2 – Algunas costumbres

Circuncisión

Para los niños judíos es una ceremonia importante que tiene lugar cuando el bebé cumple ocho días de nacido. Suele llamársele el Pacto de Abrahán, puesto que la circuncisión fue la señal del pacto de Dios con él. Los varones que se convierten al judaísmo también tienen que someterse a la circuncisión.

Bar Mitzvah

Otro rito judío esencial, que literalmente significa «hijo del mandamiento», un término que denota que se alcanza la madurez religiosa y jurídica y marca la ocasión en que asumen formalmente esta condición los jóvenes a la edad de trece años más un día.

Mezuzah

Por lo general el hogar judío se distingue fácilmente de los demás por la mezuzah, o caja que contiene un rollo, en la jamba derecha de la puerta al entrar uno. En la práctica la mezuzah es un pergamino pequeño en que están inscritas las palabras citadas de Deuteronomio 6,4-9 y 11,13-21. El pergamino está enrollado dentro de una cajita. La caja entonces se fija a cada puerta de toda habitación ocupada.

Yarmulke (gorro para varones)

Para los judíos ortodoxos el cubrirse la cabeza, tanto fuera de la sinagoga como dentro de ella, es señal de lealtad a la tradición judía. El Tanakh no menciona en ningún lugar que sea necesario cubrirse la cabeza durante la adoración, y por eso el Talmud dice que es un asunto opcional de costumbre.

4 – OBLIGACIONES DEL CREYENTE

La descripción más vívida de lo que el Hebraísmo pide a sus seguidores se encuentra en el libro del Deuteronomio (6,4-9): Escucha, Israel: Yahvé, nuestro Dios, es el único Yahvé. Y tú amarás a Yahvé, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus  fuerzas. Graba en tu corazón los mandamientos que yo te entrego hoy, repíteselos a tus hijos, habla de ellos tanto en casa como cuando viajes, cuando te acuestes y cuando te levantes, grábatelos en tu mano como una señal y póntelos en la frente para recordarlos, escríbelos en las columnas y en las puertas de tu casa.

Los judíos devotos los escriben en pedazos de pergaminos, los meten en un pequeño recipiente y los fijan en las jambas de la puerta de la casa. Son, las ya enunciadas Mezuzah.

Las observaciones rituales, por más importantes que sean en el ámbito del Hebraísmo, están bien lejos de constituir los elementos principales de la fe hebrea. Al centro del Hebraísmo está una afirmación ética. Esta dice que el hombre puede imitar a Dios practicando la justicia, la rectitud y la santidad, y mostrando compasión hacia los demás. La enseñanza ética hebrea no se limita a tomar en consideración las leyes y las acciones, y da una importancia extrema a la formación del carácter.

El odio del prójimo, la soberbia, la sensualidad, la ira, el desprecio, la envidia y los celos son combatidos, mientras es necesario cultivar, vigorosamente, el espíritu de compasión, la gentileza, la benevolencia, el amor por el prójimo y por el saber.

El conflicto que se desarrolla entre su naturaleza superior y aquella inferior es descrito por los rabinos talmúdicos como un conflicto entre la «inclinación buena» y la «inclinación mala». Cuando hablan de inclinación mala, piensan en las ambiciones humanas y en los instintos del cuerpo. Tales instintos, aunque sean llamados “malos» porque son capaces de inducir al mal, son esenciales en la vida y la enriquecen con su capacidad directiva. Hechas algunas excepciones, el hebraísmo no es una fe ascética, pero sostiene firmemente la necesidad del autocontrol. Su ideal no consiste ni en la negación de la vida, ni en su disfrute, sino en su santificación.

Según el Hebraísmo el hombre no debe buscar de vivir como un ermitaño o como un recluso. Debe vivir en sociedad, ayudar constantemente al prójimo, casarse, tener hijos y gozar de la vida como un don precioso de Dios, pero debe estar siempre consciente, también, del llamado a cosas superiores y verse a sí mismo, en la luz maravillosa del sueño de Jacob, como una escalera con los pies sólidamente puestos en la tierra y con la cima situada en el cielo.

Podemos concluir de manera apropiada esta panorámica de la fe hebrea o judía, con una narración talmúdica referente al gran maestro Hillel, que vivió hace dos mil años. Un día un individuo que intentaba convertirse al hebraísmo, fue a buscarlo y le pidió que le enseñara toda la Torá en el tiempo en el cual él hubiera conseguido permanecer de pie, apoyado en una sola pierna. Hillel le contestó: «No hagas a tu prójimo aquello que no quisieras fuese hecho a ti. Esto es toda la Torá. Lo demás es comentario. Anda y aprende!

5 – MAIMÓNIDES

Maimónides (1135-1204), filósofo, matemático y físico judío, nacido en Córdoba, España. También conocido como Rabí Mosheh ben Maimon o, por las iniciales de su nombre, Rambam. Tras la conquista de Córdoba en 1148 por los almohades, que impusieron las leyes del Islam tanto a cristianos como a judíos, la familia de Maimónides decidió exiliarse. Después de errar durante años, se establecieron en Egipto. Allí Maimónides llegó a ser rabino principal de El Cairo y médico de Saladino I, sultán de Egipto y Siria.

La contribución de Maimónides a la evolución del judaísmo le proporcionó el sobrenombre de segundo Moisés. Su gran obra en el campo de la legislación judía es el Mishneh Torah, desarrollada en 14 libros y escrita en hebreo (1170-1180), que siguió modificando hasta su muerte. Además, formuló los Trece artículos de fe, uno de los diversos credos a los que numerosos judíos ortodoxos todavía se adhieren. Está reconocido como el filósofo judío más importante de la edad media. En Guía de perplejos, escrita en árabe (c. 1190), Maimónides intenta armonizar fe y razón conciliando los dogmas del judaísmo rabínico con el racionalismo de la filosofía aristotélica en su versión árabe, que incluye elementos de neoplatonismo. Esta obra, en la que considera la naturaleza de Dios y la creación, el libre albedrío y el problema del bien y del mal, tuvo una gran influencia en filósofos cristianos como santo Tomás de Aquino y san Alberto Magno. Su utilización de un método alegórico, aplicable a la interpretación bíblica, que minimizaba el antropomorfismo, fue condenada durante varios siglos por muchos rabinos ortodoxos; pero las cuestiones conflictivas de su pensamiento han perdido relevancia en la época moderna. La fama de Maimónides como médico igualaba a la que gozó como filósofo y autoridad en la ley judía. También escribió sobre astronomía, lógica y matemáticas.

6 – LOS SEFARDITAS

6.1 – Época romano-visigoda

Las primeras comunidades judías se asentaron en la Costa mediterránea y luego poco a poco se irían extendiendo por el resto de la Península. Para el siglo IV, según los cánones de un concilio celebrado en Elvira y otros datos disponibles, la población judía era ya muy numerosa y se dedicaba fundamentalmente a la agricultura. Para fines del imperio romano puede afirmarse que las comunidades judías estaban ya plenamente consolidadas en España y muy asentadas en esta tierra.

Mientras duró el imperio romano, los judíos no tuvieron en España mayores problemas que en otros países. Lo mismo ocurrió con el reino visigodo en tanto éste fue oficialmente arriano, pero todo cambió a partir de la conversión de Recaredo a la religión católica en el año 586. Desde entonces los reyes visigodos buscaron la unidad religiosa de su reino bajo la fe católica y comenzaron a perseguir judíos y hacerles la vida imposible. Durante más de cien años las Leyes visigodas les fueron adversas, haciéndoles objeto de toda clase de vejaciones y humillaciones, incluso el rey Écija llegó a ordenar que fueran reducidos a esclavitud perpetua.

6.2 – Época musulmana

La invasión de los árabes en el año 711 supuso una liberación para los judíos, que pronto se pusieron al servicio de los nuevos gobernantes. Para los musulmanes, el judaísmo, al igual que el cristianismo, era una religión tolerada: de ahí que en términos generales permitieran a los judíos vivir libremente sin más que pagar un impuesto especial. Además, los invasores eran pocos en número, por lo que se veían obligados a confiar en aquellos grupos que podían serles fieles, como era el caso de los judíos. Estos, por su parte, se adaptaron enseguida al nuevo Estado y empezaron a ocuparse de aquellos oficios que para los árabes eran de segunda categoría pero que podían ser muy lucrativos como el comercio y el funcionamiento administrativo. A partir del Califato de Córdoba (siglo XI) comienza la gran época de los judíos españoles que alcanzaron en la España musulmana -califato y reino de taifas-durante los siglos X y XI el mayor bienestar y el mayor nivel cultural que hayan alcanzado los judíos fuera de Israel hasta el s. XVIII. En este tiempo habrá judíos que serán ministros de los Monarcas musulmanes, como Hasday ibn Suprut y Samuel ibn Negrela, amo y señor del reino de Granada. También en esta tiempo el centro religioso y cultural del judaísmo pasará de Oriente a España, con las academias rabínicas de Córdoba y Lucena impartiendo directrices de vida para los judíos de todo el mundo.

La situación empezó a cambiar con la llegada de los almorávides, más intransigentes con las religiones que no fueran la islámica. Sin embargo y después de unos nulos primeros momentos, los judíos lograron rehacerse y gozar de un relativo bienestar en la España musulmana hasta mediados del siglo XII. Pero en 1140 llegan los almohades, mucho más radicales en materia de religión, y exigen la conversión al Islam de los judíos. En pocos años los judíos huyen en masa hacia la España cristiana.

6.3 – Época cristiana

A finales del siglo XI y comienzos del XII la Reconquista cristiana consigue avances considerables. Alfonso VI conquista Toledo, y Aragón y Cataluña incluyen en sus territorios el valle del Ebro. De este modo, importantes masas de población judía pasan a ser súbditos de los reyes cristianos. Estos avances de la Reconquista traen consigo graves problemas, que los monarcas deben resolver. Era preciso repoblar los territorios conquistados, organizar la administración y defensa de las grandes ciudades tomadas, así como la gobernación de unos estados mucho más extensos y poblados. Los reyes echan mano entonces de todos los recursos a su alcance, también de los judíos. Muchos de éstos, sobre todo los que venían de la España musulmana, eran expertos en tareas administrativas, y así consiguen introducirse en los cargos públicos, especialmente en la recaudación de impuestos. También la medicina y el conocimiento del árabe les sirve a los judíos para acceder a la corte. Algunos de los que así se introducen en ésta y en los cargos públicos hacen fortuna y se convierten en los financieros del reino, llegando incluso a ser lo que hoy llamaríamos ministros de hacienda de los reyes de Castilla y Aragón. El primer caso será el de Yosef ben Ferruziel, llamado Cidello, Tesorero de Alfonso VI de Castilla.

A mediados del s. XIII toda la Península a excepción del reino de Granada es ya cristiana. Es ésta la mejor época de los judíos, la de su mayor bienestar en Castilla y Aragón, durante los reinados de Alfonso X y Jaime I.

Hasta fines del siglo XIII la convivencia entre judíos y cristianos había sido en España bastante buena y en algunos casos admirable. Pero a partir de entonces se va poco a poco deteriorando cada vez más.

En 1391 las predicaciones incendiarias del arcediano de Sevilla, Ferrán Martínez, llevan a los cristianos a asaltar la judería, causando muchas muertes. Rápidamente, como un reguero de pólvora, las matanzas de judíos se extienden por casi toda España. Las ciudades de Córdoba, Toledo, Valencia, Palma de Mallorca, Barcelona, Gerona y otras muchas ven sus juderías asaltadas. Muchos judíos para salvarse de la muerte piden el bautismo, dando así lugar a grandes masas de conversos forzados al cristianismo. Las juderías quedarán muy empequeñecidas y algunas, como Barcelona y Valencia, desaparecerán

6.4 – El siglo XV

Al principio los conversos procedentes del judaísmo se integraron con facilidad en la sociedad cristiana y muchos progresaron en los cargos públicos y hasta en la carrera eclesiástica. Pero hacia mediados del siglo se fue descubriendo que buena parte de estos conversos y sus descendientes practicaban en secreto la religión judía, eran los judaizantes o criptojudíos.

6.5 – La expulsión

La Inquisición, y con ella los reyes, llegaron a la conclusión de que no podrían hacer de los conversos buenos cristianos mientras a su lado vivieran judíos públicos. En consecuencia, los Reyes católicos decretaron en 1492 la expulsión de los judíos de todos sus reinos. En un breve plazo todos los que no quisieran convertirse al cristianismo habían de salir del país.

La mayoría de los expulsos marcharon a Portugal, pero poco después (1497) también eran expulsados de allí, dirigiéndose entonces al norte de África, sobre todo a lo que hoy es Marruecos y parte de Argelia. Otros fueron a Italia y otros a Francia. A lo largo del siglo XVI todos ellos fueron extendiéndose por ambas orillas del Mediterráneo, radicándose la mayoría en el Imperio Otomano, donde conocerían días de gloria. Estos expulsados y sus descendientes son los sefardíes, que a través de los siglos mantendrían una unidad entre sí gracias también a su lengua de raíz hispánica en la que produjeron una importante literatura entre los siglos XVIII y XX.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=6uzEhcr5G5E&w=640&h=480]

6.6 – El ladino: la lengua sefardí

Ejemplo de Tehiat ameniti, de Matilda Koen-Sarano.

LA IJA DEL REY I EL IJO DEL JAHAM

En una kamaretika (habitación) ay un manseviko (muchacho joven) ke s’ambesa (estudia) la Ley.

Lo ve la ija del rey i batea (golpea) la puerta.

Avre el manseviko i ve una ermoza donzeya.

Dicho:

– Kén sos tú?

Dicho eya:

– Yo so la ija del rey.

Demandó:

– Kén sos tú?

Dicho él:

– Yo so ijo de un rav, amá (pero) no sé de ánde viní yo akí, en ké sivdad morí… No sé nada (Porke no saviya).

Pensó ella:

– Él sta ermozo!

Dicho:

– Kuálo azes? Ké livros estás meldando (estudiando)?

Dicho él:

– La Ley muestra.

– Ké Ley?

– Na (aquí) , esta Ley.

 Kada notche ella abachava ande él i él empesó a ambesarle la Torá, el Tanah.  Estuvo mezes kon él.  Un anyo entero.  Él le mityó (puso) el nombre de Sará, porké se izo djudiya komo él.  I eya lo yamó Avram.

EL JUDAÍSMO

TEMA

ENLACE

El judaísmo
http://jai.com.uy/tradiciones/judaismo.htm
http://judaismoa1.com/
http://meta-religion.com/Religiones_del_mundo/Otras/judaismo.htm
http://religionjudia.idoneos.com/
http://www.bing.com/search?q=judios+y+creencias&src
http://www.buzoncatolico.es/formacion/bibliaestudiobiblico/costumbresjudias.html
http://www.corazones.org/diccionario/judaismo.htm
http://www.jewfaq.org/
http://www.judaismo.org.il/
http://www.judaismovirtual.com/
http://www.maslibertad.net/religion/judios.htm
http://www.pazyjusticia.com/judaismo.html
Costumbres y fiestas
http://es.wikipedia.org/wiki/Yom_Kipur
http://www.buzoncatolico.es/formacion/bibliaestudiobiblico/costumbresjudias.html
http://www.cronica.com.mx/nota.php?id_nota=405182
http://www.ive.org/mediooriente01.org/pag_resivemo.asp?id=344
http://www.sefaradaragon.org/fiestasjudias.htm
Circuncisión
http://mujercristianaylatina.wordpress.com/2010/03/17/la-circunsicion-una-tradicion-antigua/
http://es.wikipedia.org/wiki/Circuncisi%C3%B3n
http://www.taringa.net/posts/info/4765687/El-Berit-Mila-o-La-Circuncision-_Info-Tradicion-judia_.html
http://www.es.chabad.org/library/article_cdo/aid/638557/jewish/Circuncisin-Ritual-Brit-Mila.htm
Definición de hebreo
http://es.thefreedictionary.com/hebreo
Definición de judío
http://es.thefreedictionary.com/jud%C3%ADo
Revelación
http://www.ciberiglesia.net/discipulos/05/05apuntes_revelacion.htm
Juderías
http://www.redjuderias.org/red/es/rv/miembros/tortosa/index.html
http://alacant.wordpress.com/2007/07/18/barrio-el-arrabal-roig-alli-vivieron-los-judios-2%C2%AA-parte/
http://comjudiaelche.iespana.es/
http://www.sitiosespana.com/paginas/judaismo.htm
Sefarad
http://sefarad.rediris.es/portada.htm#curiosidades
http://www.webislam.com/?idn=12755
http://www.sefaradaragon.org
http://tarbutsefarad.com
http://www.esefarad.com/?p=14825
Maimónides
http://www.luventicus.org/articulos/03A002/maimonides.html
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/m/maimonides.htm
http://www.jewishvirtuallibrary.org/jsource/biography/Maimonides.html.
http://www.monografias.com/trabajos17/maimonides/maimonides.shtml
http://ec.aciprensa.com/m/maimonides.htm
http://www.wikanda.cordobapedia.es/wiki/maimondes
http://symploke.trujaman.org/index.php?title=Mois%E9s_Maim%F3nides
http://www.acropoliscordoba.org/Cordoba/Filosofos/Maimonides.asp
Avicebrón
http://www.luventicus.org/articulos/03A002/avicebron.html
http://www.wordiq.com/definition/Avicebron
http://www.proyectoafri.es/anda/culturandaluza/3avicebron.htm
http://symploke.trujaman.org/index.php?title=Avicebr%F3n
http://www.proyectoafri.es/anda/culturandaluza/3avicebron.htm.
http://www.filosofia.org/aut/vid/fe04.htm
http://www.poetasandaluces.com/poema.asp?idpoema=1091

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *